Como decorar con colores oscuros

Si te gustan los ambientes con personalidad y que salen de lo común, entonces seguro que te gusta decorar con colores oscuros! Sin embargo, hay que saber hacerlo para lograr ambientes con personalidad y no un desastre decorativo. ¿Queres saber cómo lograrlo?

Lo primero a tener en cuenta es que este tipo de tonalidades no son para todos los espacios ni para utilizar sin pensar. Porque, aunque pintar tus paredes de azul oscuro casi negro no es ninguna barbaridad, es necesario tener muy presentes algunas claves que te ayudarán a alcanzar el mejor resultado.

Para empezar tené en cuenta que los colores oscuros son más fáciles de emplear en ambientes amplios y habitaciones grandes. Y eso no quiere decir que se trate de una tendencia reservada únicamente para aquellos que tienen casas descomunalmente grandes. En realidad, decorar con colores oscuros puede ser tan sencillo o tan complicado como pintar tu casa con tonos neutros, por ejemplo.

Aunque utilizar colores oscuros en la decoración de tu casa pueda parecerte un tanto osado, en realidad es una decisión que suele ser acertada. Puede que te cueste tomarla, pero seguramente después no te arrepentirás ya que los espacios derrochan personalidad.

Un salón pintado en azul oscuro, por ejemplo, se convierte en el escenario perfecto para una decoración ecléctica y especial. Se incrementa el interés visual del espacio, lo que siempre merece la pena.

Depende de las características de la habitación es si es aconsejable o no pintar el techo, o las paredes. Si tienes un espacio amplio pero el techo es bajo, lo mejor es decorar con colores oscuros solo las paredes, dejando el techo en blanco para que no parezca aún más bajo.

En cambio, si tu techo es alto puedes permitirte el lujo de pintarlo del mismo color que las paredes. Eso sí, conviene que elijas dos o tres tonos más claro. La luz rebota en las paredes pero no lo hace en el techo, por lo que este parecerá más oscuro de lo que es en realidad.

Pero, ¿qué ocurre si la habitación no es especialmente amplia? Si quieres decorar con colores oscuros un cuarto pequeño, lo mejor es que pintes solo una pared o, incluso, un único elemento arquitectónico.

El color del suelo influye bastante en el momento de decidir cómo decorar con colores oscuros, pero no es algo determinante. En caso de que tu suelo sea de un tono claro, lo mejor es que pintes el techo de blanco. El contraste entre ambas superficies será menor y quedará mucho mejor.

Si el suelo es oscuro, puedes pintar las paredes de un tono igualmente oscuro, aunque convendría que pusieras alguna alfombra de color claro para poner un punto de luz y potenciar la luminosidad del ambiente.

Cuando queremos decorar con colores oscuros un ambiente, es importante complementar el interiorismo con los objetos adecuados. En estos casos, lo importante es optar por piezas de colores claros para crear contrastes interesantes. Los toques metálicos no pueden faltar, por ejemplo, en los pomos de las puertas, en los tiradores, en los espejos, etc.

Sin embargo, también podemos optar por muebles de maderas oscuras que acentúen esa decoración basada en colores potentes. El resultado es elegante y muy personal.

Una de las cosas que hay que tener claras a la hora de decorar con colores oscuros es que hay que darle la suficiente importancia a la iluminación de los espacios. Tendrás que considerar colocar más lámparas de mesa, de pie, apliques, etc.

Todos estos puntos lumínicos te ayudarán a iluminar a tu gusto la habitación para resaltar los rincones que quieras y hacer que otros pasen desapercibidos.

Al final, la clave para decorar con colores oscuros y tener éxito reside en lograr el equilibrio. Si bien este tipo de tonalidades tan potentes tienen un gran peso visual en el ambiente, es necesario contrarrestar un poco su efecto con una iluminación más razonada, con piezas especiales, textiles que contrasten y estampados luminosos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *